Centro SYZ

  • Aumentar fuente
  • Fuente predeterminada
  • Disminuir fuente
Inicio Biblioteca Poemas La Hoja Otoñal

La Hoja Otoñal

E-mail Imprimir PDF

Una hoja otoñal repiqueteaba contra la ventana,
una y otra vez en busca de abrigo.
Juan no podía evitar verla y hacerla entrar.
Al abrir la ventana y cruzar el umbral de la casa,
la hoja había "desaparecido",
el verano había llegado.
El invierno despertó, y con él, el otoño siguiente.
Juan se asomó a la ventana,
y vio como la "misma" hoja otoñal,
bailaba en el viento y le saludaba por la ventana.

Última actualización el Miércoles, 16 de Noviembre de 2011 13:41  

Acceso


Un Discernimiento para Ahora

“Los fundamentos de nuestra práctica deberían primero ser honestos y honrados; segundo, desconfiar de la maldad; y tercero, ser humildes dentro de nuestro propio corazón, ser reservados y contentarnos con poco. Si nos contentamos con poco respecto a nuestra habla y a todas las otras cosas, nos veremos a nosotros mismos y no estaremos distraídos. La mente tendrá un cimiento de virtud, concentración y sabiduría”.
Virtud, concentración y sabiduría forman juntos el Camino. Pero el Camino no es aún la verdadera enseñanza, sino meramente el Camino que te llevará a ella. Por ejemplo, digamos que viajaste por el camino de Bangkok a Wat Pah Pong; el camino era necesario para tu viaje, pero tú estabas buscando a Wat Pah Pong, el monasterio, no el camino. De la misma manera podemos decir que la virtud, concentración y sabiduría son exteriores a la verdad de Buda, pero son el camino que lleva hacia esa verdad.
Cuando hayas desarrollado estos tres factores, el resultado será la 'paz maravillosa'." - No Ajahn Chah