Centro SYZ

  • Aumentar fuente
  • Fuente predeterminada
  • Disminuir fuente
Biblioteca
pastarchives.jpg

oṁ mune mune mahāmunaye svāhā
Uno que lee un sutra está recibiendo las enseñanzas del Buda en Su presencia.

Filtro de título     Mostrar # 
# Título del artículo Autor Hits
1 El Sutra sobre el Buda Amitabha Traducido por Shi Chuan Fa y revisado por Yin Zhi Shakya, OHY 374
2 Sutra del Corazón Traducido del Inglés al Español por Shi Chuan Fa y revisado por Yin Zhi Shakya 630
3 Sutra del Corazón en Chino con Comentarios del Gran Maestro Jy Din Shakya Con comentarios del Gran Maestro Jy Din Shakya 702
4 El Sutra de los Ocho Entendimientos Traducido al español por Hugo Vega 532
5 Sutras: Hui Neng / Lankavatara / Loto Sexto Patriarca Hui Neng y otros autores 647
6 Sutra Shurangama Traducciones del Gran Maestro Chen Chi Wen y la Maestra Yin Zhi Shakya 351
7 Sutra del Diamante Traducido por Shi Chuan Fa 374
8 Sutra de los Kalamas Versión española de Samanera Thitapuñño 359
 

Acceso


Un Discernimiento para Ahora

Es robo tomar algo de otra persona, aún cuando nos lo permita, si no tenemos real necesidad de ello. No debiéramos recibir ni una sola cosa que no necesitemos. De acuerdo con esta definición, el alimento es generalmente objeto de robo. Para mí, es robo tomar una fruta que no necesito o tomarla en una cantidad mayor que la necesaria. No siempre nos damos cuenta de nuestras necesidades reales, por lo cual la mayoría de nosotros multiplicamos impropiamente nuestras carencias, convirtiéndonos inconscientemente en ladrones. Si le dedicáramos alguna reflexión al tema, veríamos que podemos desembarazarnos de una gran cantidad de necesidades. Quien practique la observancia del no-robar, llegará a una reducción progresiva de lo que necesita. El origen de gran parte de la aflictiva pobreza que hay en el mundo son las violaciones al principio de no-robar.

Sostengo que en cierta medida somos ladrones. Si tomo algo que no necesito para mi uso inmediato y lo guardo, se lo estoy robando al alguien. Me atrevo a sugerir que la ley fundamental de la naturaleza - ley que no admite excepciones – es producir lo suficiente para nuestras necesidades diarias; en consecuencia, si cada uno tomara lo suficiente para sí mismo y nada más no habría pauperismo en el mundo, no habría ningún hombre en el mundo que moriría de hambre. Entonces, mientras mantengamos esa desigualdad estaremos robando.- Gandhi